Diferencias entre un liderazgo femenino y masculino

– Muchos habrán escuchado que el tipo de liderazgo en gran medida depende del sexo del jefe. Las decisiones de las mujeres serían afectadas por los cambios hormonales, mientras que los hombres siempre se alejan de lo emocional y se centran en los números. Pero, ¿realmente existen diferencias entre un jefe y una jefa?

Expertos aseguran que las fluctuaciones hormonales de las mujeres podrían afectar al desempeño, el estado de ánimo y las decisiones de sus finanzas. Pero también destacan que cuando se encuentran en cargos directivos, son más democráticas y establecen cauces de comunicación más interpersonales, según un estudio de la Universidad Carlos III, Madrid.

Las principales diferencias de un liderazgo femenino con uno masculino, es que el primero se caracteriza por ser altruistas, orientadas a personas, cooperadoras, y con habilidades sociales, mientras que el masculino posee un mayor control de las emociones y son por lo general, serios, autónomos, exigentes, orientados a los objetivos y más ambiciosos.

A nivel mundial tan sólo el 24% de los puestos directivos están ocupados por mujeres, y aunque, el perfil masculino, aún predomina en el mercado laboral, el liderazgo femenino está siendo cada vez más requerido por las compañías, y está dejando ver sus diferencias.
Pero, ¿cuáles son las reales diferencias entre ambos estilos?

• Liderazgo Masculino
Sus puntos fuertes son su capacidad para innovar y autocontrol.
Sus puntos débiles se centran en la capacidad de organización y empatía.
El liderazgo masculino se basa en la seriedad, la autonomía y la exigencia.

• Liderazgo Femenino
Sus puntos fuertes se centran, sobre todo en su gran capacidad de trabajo en equipo y su capacidad para interactuar.
Su punto débil se encuentra en la capacidad para gestionar el estrés y las emociones en general.
El liderazgo femenino destaca por ser más sociable, expresivo y cercano.

“Un tipo de liderazgo femenino va más allá del sexo de la persona, tiene que ver con la forma de ejercerlo, como por ejemplo provilegiando los valores y las relaciones interpersonales por sobre lo económico”, señala Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú.

Velarde agrega que “las empresas se están feminizando, es decir, comienza a existir un equilibrio entre los resultados y la satisfacción de las necesidades de los colaboradores, siendo las personas como el principal recurso de la organización”.

Jacqueline Rafael R.

.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s