Reforestación y fomento del Desarrollo Sostenible

– La tala indiscriminada de nuestros bosques, la destrucción del habitat natural se reitera cotidianamente con el silencio cómplice de los funcionarios del Estado.
– Hasta ahora, del Ministerio del Ambiente afronta el tema con discursos y publirreportajes
– Damos cuenta de una experiencia de nutro vecino del sur: Argentina
Desde mediados de 2000, Argentina ha puesto en marcha una estrategia histórica e integral dirigida a promover el desarrollo sostenible en la región Norte Grande, una de las más pobres del país.
Un aspecto fundamental de esta estrategia ha sido el suministro expedito de electricidad de buena calidad y bajo costo para mejorar la competitividad de las empresas y estimular nuevas actividades económicas en las nueve provincias que conforman la región: Catamarca, Corrientes, Chaco, Formosa, Jujuy, Misiones, Tucumán, Salta y Santiago del Estero.

Para tal fin, y con apoyo del BID, el gobierno ha construido una línea de transmisión eléctrica de 500 kW y 1.220 km de longitud con sus subestaciones asociadas que conecta al Noroeste y el Noreste con el resto del país. A ello se añade la instalación de más de 300 km de líneas provinciales y regionales de transmisión y subtransmisión.

En la provincia del Chaco, el proyecto ha permitido a ganaderos como Pedro Fernández disminuir el costo de extraer agua para su ganado y a la vez reducir el volumen de emisiones de CO2 que venía generando esta actividad. La razón es que ahora no tiene que bombear el agua usando generadores alimentados con combustible diésel como lo hacía antes.

“Nos cambió la vida totalmente”, afirma el señor Fernández refiriéndose al proyecto de electricidad. “Teníamos costos muy altos en extracción de agua y ahora, con electricidad, las bombas pueden estar día y noche andando, sin problema”.

El gobierno tuvo que despejar la zona de derecho de paso para las líneas de transmisión. Así que para compensar el impacto ambiental del proyecto, se estableció una alianza con las partes interesadas —entre ellas las comunidades residentes, escuelas y municipios— para plantar cerca de un millón de árboles nativos. La iniciativa también comprende una serie de esfuerzos colaborativos con escuelas de agronomía locales, con la cual se busca crear y mantener viveros dedicados a producir especies autóctonas.

Al invertir en infraestructura crítica bajo un marco sostenible que permita neutralizar los impactos de su construcción, Argentina está brindando un estímulo indispensable a la mejora de las condiciones económicas y sociales en el Norte Grande, mientras cumple con su responsabilidad global de proteger el entorno.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s