Proponen Agenda Nacional de la Función Pública

29 de mayo: Día del Servidor Público
Si preguntamos a un joven egresado de la universidad ¿en qué entidad aspiras trabajar? o ¿dónde te gustaría ejercer tu profesión? cuántos dirían “en el Estado o para tal gobierno”? ¿Quién quiere trabajar en una entidad que carece de prestigio? Sin embargo, actualmente casi un millón quinientos mil peruanos sirven al país desde las diversas instituciones públicas, a nivel nacional.

Precisamente, en el marco del Día del Servidor Público que se celebra este 29 de mayo, la Escuela de Postgrado de la Universidad Continental, especializada en el sector público, convocó a especialistas de la talla del Dr. Oscar Ugarte, ex Ministro de Salud; Jorge León Ballén, ex Presidente Ejecutivo de Proinversión; Andrés Corrales, Gerente de Desarrollo del Cuerpo de Gerentes Públicos de SERVIR; Ricardo Herrera, vocal del Tribunal del Servicio Civil; a fin de identificar los puntos críticos de la Agenda de la Función Pública. Aquí cuatro puntos que los expertos consideraron prioritarios.

Profesionalización de la Función Pública. Es necesario tomar en serio los cambios que se están promoviendo de selección de gerentes públicos, o nombramientos en base a concursos públicos a fin de garantizar mayor estabilidad laboral en puestos clave y establecer las bases de esta necesaria profesionalización, a fin que haya permanencia en los puestos. Se necesitan técnicos desde el nivel de Director hacia abajo en las instituciones públicas.

Meritocracia. Las diferencias en la complejidad de los puestos debe marcar de forma clara y transparente los requisitos de ingreso así como las compensaciones correspondientes que garanticen su permanencia para atraer a los mejores talentos a la administración pública. En tal sentido, son dos los elementos clave para una adecuada política de mérito: la regulación del acceso y la regulación de la promoción.

Sistema de Control. Quién ha ocupado un puesto público de responsabilidad sabe que tiene que rendir cuentas, sin embargo, aquello que debería ser un proceso natural, se contamina por la calidad del sistema de control, la cultura de la sospecha, desconfianza, incapacidad, y sobre todo la focalización en los procedimientos más que en los resultados. Este sistema debe ser replanteado de manera coherente con el nuevo paradigma de gestión para resultados, centrado en la “generación de valor” de manera que constituya un incentivo y no un disuasivo para la incorporación y permanencia de buenos profesionales que quisieran ingresar a la carrera pública.

Valoración y Reconocimiento. El servidor público, como cualquier trabajador, aspira a una realización personal y profesional en la función pública, así como reconocimiento por la labor realizada, la cual no sólo implica inversión económica. Es fundamental prestigiar y revalorar la función pública, contando con funcionarios de estado y no sólo de gobierno. Esta es una tarea que si bien compete al ente rector de la mano con el legislativo, corresponde a todos los actores de la sociedad revalorizar la función pública, visibilizar y difundir las buenas prácticas, dar a conocer las experiencias innovadoras, positivas y exitosas que desarrollan muchas instituciones, autoridades y servidores en todo el territorio nacional.

> Hugo Grández

 

.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s